La reacción Jarisch-Herxheimer o Crisis curativa

La desintoxicación tiene como propósito rejuvenecer la mente y cuerpo e impactar positivamente el bienestar y la salud general. Sin embargo, algunas veces la reacción inicial a un programa de desintoxicación, puede no ser placentera. Durante una crisis de curación, uno se puede sentir hasta peor que antes de implementar los cambios en el estilo de vida con fines de mejorar la salud. La buena noticia es que esto es señal de que los sistemas del cuerpo se están  reactivando  y  de que  estas mejorando en medio de una limpieza profunda la cual produce estos síntomas.

El término  médico  de  la  crisis  de  curación  es,  “la  reacción Jarisch-Herxheimer”,  así  llamada   por   el  trabajo  de  los dermatólogos  Adolf  Jarisch  y  Karl  Herxheimer.  Pero esta “reacción” se conoce miles de años antes de que estos medicos nacieran por los curanderos holísticos.

CAUSAS DE LOS SÍNTOMAS DE DESINTOXICACIÓN:

Las toxinas ambientales se acumulan en los tejidos de todo el cuerpo, especialmente en el tejido graso.  Al estimular la limpieza del cuerpo, las toxinas son liberadas y pasan al torrente sanguíneo para ser filtradas eliminadas.

Si los órganos de eliminación (la piel, pulmones, hígado, riñones, vejiga   y   tracto   gastrointestinal) no   son   capaces   de   eliminarlas   lo suficientemente rápido. Esta circulación repentina de toxinas puede afectar temporalmente el bienestar y puede causar síntomas de enfermedad como sudoración, fiebre, malestar, náusea, dolor de cabeza, mal humor, entre otros.

Otra causa común de “la reacción Jarisch-Herxheimer” tiene que ver con la muerte de ciertos  organismos  patógenos  en  el  cuerpo.  Estos  organismos pueden ser Cándida (infección por levaduras), virus, parásitos y bacterias. Cualquier tipo de programa de salud natural puede causar una muerte masiva de estos organismos. Esta muerte masiva libera endotoxinas, almacenadas dentro de los  mismos  microbios,  que  circulan  e  interfieren  con  la  función normalizada. Mientras más patógenos hay en el cuerpo, más endotoxinas se liberan hacia el torrente sanguíneo, lo que causa síntomas más fuertes; mas todo esto es temporal.

El cuerpo pasa naturalmente por un proceso de re-equilibrio, de regeneración y limpieza durante la curación. Esto puede crear sensaciones incómodas y respuestas corporales que pueden ser bastante difícil de aceptar cuando se está tratando muy duro de cuidarse así mismo y mejorar la salud.

Entender el proceso es de suma importancia, para no abandonar los cambios cuando empiezas a sentirte un poco peor antes de sentirte mejor.

La reacción Jarisch-Herxheimer es un esfuerzo de los órganos para convertirse en  nuevos  y  fuertes  otra  vez.  Aunque  puede  sentirse  como  una  crisis de enfermedad, no va a durar mucho tiempo o se convertirá en otra enfermedad. En cambio, traerá salud renovada. – Bernard Jensen, D.C., Ph.D.

Es  como  empezar  a  hacer  ejercicios  después  de  un  tiempo prolongado  de  inactividad,  los  primeros  días  duele,  pero sabemos que éstos son sólo los síntomas iniciales y significa que los músculos se están activando para renovarse y volverse más fuertes. Aunque duele, sabemos que no es peligroso ni dañino.

LA REACCIÓN JARISH-HERXHERIMER: UN PROCESO NATURAL Y SALUDABLE

La crisis de curación es un proceso muy natural y único para cada  individuo.  La  gran  mayoría  de  las  personas  solo experimenta síntomas leves, mientras que otros experimentan problemas  graves.  Hay  que  tener  presente  que  éstos  son temporales y van a disminuir rápidamente mientras el cuerpo mejora y aumenta su capacidad de eliminar toxinas de forma eficiente.

Los síntomas, mayormente, se reducen o desaparecen por completo en tan sólo unos días (1-7 días), pero en raras ocasiones puede durar semanas.

La duración de la reacción va a depender de la gravedad de la situación o la intensidad del programa. Mientras más grave es la toxicidad, más intensa será la reacción Jarisch-Herxheimer. A medida que el cuerpo comienza a expulsar las toxinas, los niveles de energía pueden disminuir y los malestares empezar.

Si  esto  sucede,  tómalo  como  señal  de  que  el  cuerpo  está  trabajando arduamente en eliminar las toxinas y residuos. Un evento de curación intenso es una parte normal de un proceso de curación acelerado. Se produce cuando el cuerpo reúne la fuerza suficiente para hacer frente a la limpieza y regeneración necesaria para lograr una condición de mejor de salud. – David Saterlee

Las personas que están sufriendo con enfermedades principales, deficiencias crónicas  o  están  construyendo  rápidamente  los  procesos  de  enfermedad, pueden sufrir con reacciones más extremas.

SINTOMAS DE LA REACCIÓN JARISH-HERXHERIMER

A  continuación,  una  lista  más  detallada  de  los  síntomas  que  se  pueden experimentar  durante  el  proceso  de  desintoxicación  (la  reacción  Jarisch- Herxheimer);  mas  no  hay  que  preocuparse,  no  todo  el  mundo  sufre  los síntomas y en el caso de que pasen, sólo se ven unos pocos de éstos y la duración es tan sólo de unos días.

Deja que tu cuerpo se encargue de los síntomas, o sea, permítelos pasar de forma natural ya que bloquearlos con medicamentos también bloquearía el proceso de curación.

Entre los síntomas que se pueden experimentar durante una reacción Jarisch-Herxheimer, están:

  • Náusea, mareo, ansias, fatiga, cansancio.
  • Malestar estomacal, diarrea, picazón en el cuerpo.
  • Dolor de cabeza, falta de ánimo, mal humor.
  • Fiebre baja, cambios de temperamento, congestión.
  • Presión arterial elevada o baja, irritaciones en la piel.
  • Agravamiento de alguna enfermedad, estreñimiento.
  • Erupciones en la piel, depresión, tos y secreción nasal.
  • Problemas con el sueño e incluso sueños extraños.
  • Estados emocionales.

Lo importante es saber que estos síntomas son posibles, así no te agarran de sorpresa y pienses que la curación te está haciendo daño. ¡Es normal!

¿CÓMO MANEJAR LA REACCIÓN JARISH-HERXHERIMER?

Es importante mantenerse hidratado tomando agua purificada para estimular al cuerpo a que expulse las toxinas. También se puede tomar agua con limón y té de hierbas para proveer al cuerpo con nutrientes como los antioxidantes, los cuales nos protegen en el proceso de curación. Las bebidas fermentadas son otra opción las cuales apoyan la limpieza interna por su alto contenido en electrolitos, enzimas y probióticos, entre éstas: suero fermentado, kéfir de agua de coco, vinagre de sidra de manzana, agua con sal marina y kombucha.

La desintoxicación es más efectiva si se hace despacio, escuchando las señales del  cuerpo  de  qué  tan  rápido  debemos  proceder.  Esto  se  puede  regular reduciendo o aumentando el consumo de hierbas medicinales y suplementos.

Si  los  síntomas  se  tornan  muy  grave,  esto  es  señal  de  que  hay  que  ir despacio, esto se puede lograr reduciendo el consumo de los catalizadores.

Tan pronto se empieza a normalizar la situación, se puede aumentar de nuevo gradualmente.

La  siguiente  lista  son  algunas  otras prácticas  que  se  pueden  implementar durante el proceso de curación para reducir los síntomas y mejorar la salud general:

  • Colónicos, enema, té y agua.
  • Masajes, acupuntura, pilates y yoga.
  • Tomar minerales–minerales líquidos, zumos y batidos.
  • Cepillado  de  la  piel,  sauna,  sauna  infrarrojo  y  técnicas  de  liberación emocional.
  • Meditación

EVENTOS DE CURA EMOCIONAL

Un problema emocional, asociado con una etapa especial de la curación, puede surgir durante la curación física. Puede surgir solo o en combinación con un episodio de curación que es de naturaleza física. Esto se puede ver como una oportunidad para lograr  la  curación  en  más  de  un  nivel.  Puedes  interpretar  la aparición de un problema emocional específico como una señal suave de su psique que es el momento de tratar con él.

En algunos casos, es esencial tratar tanto lo emocional como lo físico  con  el  fin  de  pasar  con  éxito  a  la  siguiente  etapa  de curación.  Si  tratamos  una  parte  pero  no la  otra,  la  curación puede quedar incompleta y tendrá que ser abordada de nuevo en un futuro.

Esto puede ser que no tenga sentido para algunas personas, y en ciertos casos puede que no tenga importancia, pero mientras más avanzamos en nuestro proceso  de  curación  y  mejor  nos  sentimos,  tarde  o  temprano  las “enfermedades”  emocionales  saldrán  a  la  luz, correcta pueden ser superadas sin problema.

LA LEY DE CURA DE HERING:          

Constantine Hering  (1800-1880) fue  un  doctor  quien es conocido  como el padre de la homeopatía. Él observó varias características de un evento de curación y sus observaciones se tornaron tan conocidas y respetadas que aún se enseñan hoy en día.

Uno  de  los  principios    en  los  que  se  basa enfermedades  son  consecuencia  de  la  acumulación  de  toxemia  en  el organismo,  entendiendo  como toxemia  como todo aquello  que nuestro cuerpo no ha sido capaz de asimilar , procesar y eliminar,  ya sean tóxicos, emociones o resultados de nuestros procesos metabólicos.

Esa acumulación de toxemia es la que hace que la fuerza curativa que tiene nuestro propio cuerpo, lo que se llama como energía vital, vaya disminuyendo, produciendo así que las respuestas de nuestro cuerpo para restaurar su equilibrio y funciones sean cada vez más débiles , apareciendo así las enfermedades y sus manifestaciones en forma de síntoma.

Existe en el organismo una fuerza curativa natural o fuerza vital que puede vencer en las personas casi sanas sin necesidad de ayuda, es así como se producen las crisis agudas con las cuales el organismo procura expulsar las impurezas que perjudican su normal funcionamiento” (Arnold Rikli)

Estas  reacciones de Jarisch-Herxheimer no  son  otra  cosa  que  nuestro cuerpo removiendo su interior y eliminando todo aquello que ya no necesita, tanto  físico  como  emocional  y  se  suelen  manifiesta  de  las  formas  antes mencionadas.

La de Ley Hering dicta los siguientes principios en cuando al orden de las reacciones Jarisch-Herxheimer:

1ª La mejora y la curación se producen de dentro hacia fuera.

La  toxemia  que  hemos  ido  acumulando  en  nuestro  órganos internos se va a ir eliminando por nuestro órganos externos, toda  manifestación  externa  que  observemos  en  nuestra  piel, cabello, mucosidades, respiración, orina… no es más que una señal de que nos estamos limpiando por dentro.

2ª Los síntomas desaparecen desde arriba hacia abajo.

Lo primero que se limpia es la mente. Nuestras emociones, nuestra mente, nuestros  sentimientos…  en  el  Sistema  Nervioso  es  donde  reside  la  fuerza curativa para normalizar nuestro estado de salud, tenemos que liberarnos de sentimientos negativos, situaciones estresantes o pensamientos destructivos para que se pueda obtener la suficiente fuerza para equilibrar nuestra salud.

3ª Las molestias van de un órgano importante a otros que son menos importantes.

Nuestro organismo entiende que lo primero que tiene que depurar son los órganos importantes, en las primeras crisis curativas serán estos órganos los que se vean afectados y dejará para las siguientes crisis curativas los órganos menos  importantes.  Por  ello  ,  es  que  las  crisis  curativas  son  mucho  más intensas en las primeras fases del tratamiento.

4ª Los síntomas desaparecen en orden inverso a su aparición.

En el proceso de respuestas que realiza nuestro organismo para recuperar su salud,  lo  que  en  Neuropatía  conocemos  como  las  Respuestas  Normo funcionales,  nos  encontramos  con  las  fases  de  evacuación-  infección- depósitos- supresión-degeneración-alteración.

A medida que vamos aumentando la fuerza curativa eliminando toxemia y experimentando  las  crisis  curativas  los  primeros  que  resurgirán  serán  las ultimas enfermedades que serán las más crónicas y poco a poco con diferentes crisis será como consigamos llegar a enfermedades agudas que tuvimos años atrás. Es como quitar capas de una cebolla, primero vamos quitando las más recientes y poco a poco vamos llegando a las más profundas.

Es  importante  recalcar  que  las  reacciónes  Jarisch-Herxheimer  son precisamente eso, reacciones, no son crisis de enfermedad. Tendemos a creer que las manifestaciones del cuerpo que se nos aparecen como molestias son enfermedades del mismo y que hay que taparlas  o cortarlas,  mas es precisamente en ese acto cuando dejamos de escuchar y acompañar a nuestro cuerpo en el proceso curativo que estemos realizando.

CONCLUSIÓN:

Un  evento  de  sanación  verdadero  suele  ser  muy  corto  en duración,  de  varias  horas  a  varios  días  es  la  norma.  En situaciones  de  toxicidad  extensa  o  cándida  extrema  u  otras infestaciones de patógenos, puede durar más tiempo debido a que  la  primera  “limpieza”  de  este  tipo  de  condiciones  puede tomar un período de tiempo significativo.

Durante mucho tiempo me parecía que la vida estaba a punto de comenzar … Pero siempre había algún obstáculo en el camino, algo que superar, algún asunto sin terminar, tiempo que servir, una deuda que pagar. Entonces la vida comenzaría. Por fin, me di cuenta de que estos obstáculos eran mi vida. – Alfred Souza

REFERENCIAS:

  • CONSTANTINO HERING, Les Maladies Chroniques, trad. de Pierre Schmidt, 2a edición.
  • Revista Española de Homeopatía, Otoño 2002.
  • wholeapproach.com/newsletter/archives/2002/11_November.html
  • complementaryhealthconcepts.com/Herings_Law_of_Cure.html